Caso de éxito | Tornos CNC | CHRISTIAN MEYER

Christian Meyer es una persona con las ideas claras. Un hombre que, como Steve Jobs, empezó en el garaje de su casa y, a día de hoy, ha construido una sólida empresa. Se considera un fiel de los tornos CMZ. Es alguien que sabe moverse en el mercado y siempre compara antes de comprar. Define como agravante la diferencia que hay en los precios, en términos de rendimiento y calidad, entre CMZ y la competencia. Para nosotros es un orgullo contar con clientes tan fieles y con una fe tan ciega en nuestro producto.

FICHA DE CLIENTE

  • Nombre: Christian Meyer Zerspanungstechnik GmbH & Co.KG
  • Sector: Industrie du métal.
  • Lugar: Hüllhorst (Deutschland)
  • Cuentan con 4 tornos CMZ.

LOS INICIOS

Cuando uno descubre cuál es su pasión y hace de ello su profesión, tiene todos los ingredientes del éxito. Christian estudiaba formación profesional y enseguida se dio cuenta de que su gran pasión era el torneado. Empezó en el garaje de su casa y ya en 2002, contrató a sus primeros empleados.

Los inicios nunca son fáciles así que, para emprender su aventura empresarial, adquirió su primera máquina CNC de segunda mano. Le siguieron otras dos máquinas de segunda mano, y con ellas trabajaban en menos de 100 m2 en un espacio que él mismo define como pocilga.

SU PRIMER TORNO, UN CMZ

En 2011, tras superar el bache más duro de la crisis, se decidieron a adquirir su primer torno nuevo: un CMZ. El viento soplaba a favor y la empresa creció vertiginosamente. Dicho crecimiento siempre va de la mano de nueva maquinaria. No dudaron ni un segundo. Estaban tan contentos con su torno CNC que compraron otras dos máquinas más de CMZ.

DIFERENCIAS INJUSTIFICADAS

En 2018, la empresa se mudó a la actual nave. Un espacio de nueva construcción con más de 1000 m2 de superficie de producción. En ese cambio de instalaciones, adquirieron una de nuestras máquinas multitorre, un TX. En la actualidad, Meyer cuenta con 17 trabajadores que trabajan a turnos con 4 de nuestras máquinas.

Para él, la diferencia de precio que hay entre CMZ y otros fabricantes que ofrecen un producto igual o peor, es abrumadora. En alguna ocasión, antes de comprar una máquina ha comparado ofertas y ha encontrado diferencias de 100.000 € por un producto de una calidad inferior. Eso le ha hecho pensar mucho y convencerse aún más de la alta relación calidad-precio de nuestros tornos.

LA IMPORTANCIA DE LA CERCANÍA

Christian Meyer lo tiene claro. Le gusta trabajar con CMZ por varios motivos. Obviando que para ellos el producto es muy competitivo y de gran calidad, dan muchísima importancia al factor humano en las relaciones empresariales. Les gusta tratar siempre con la misma empresa ya que, es la manera de entender sus necesidades y dar respuesta a las mismas de la manera más eficaz. En CMZ, llevan tratando con la misma persona desde hace 10 años. Definen el servicio como muy bueno y confirman que, ante cualquier incidencia, han recibido una atención exquisita.

Fue un placer ir a Alemania, visitar las instalaciones de esta empresa y conversar con Christian, un ejemplo claro de que quien la sigue la consigue y de que la fidelidad a una marca se consigue ofreciendo un buen producto y un buen servicio. ¡Gracias por compartir tu experiencia con nosotros!