¿Te acuerdas de…CMZ en “El Hormiguero”?

2019-06-14

Han pasado más de 4 años desde que nuestro técnico Jose Antonio Cañaveras visitase el programa El Hormiguero para mostrar las bondades de nuestros tornos CMZ. Durante nuestra intervención, los cantantes Ana Belén y Victor Manuel pudieron contemplar cómo, en cuestión de segundos, la máquina transformaba un pedazo de latón en una sofisticada pieza de ajedrez.

El Hormiguero

El Hormiguero es un programa que se emite en España en el canal Antena 3 en horario de prime time desde hace más de 13 años. Su irrupción en el panorama televisivo, supuso un antes y después en la forma de hacer televisión. Apostó por contenidos diferentes, ligados a la ciencia y al conocimiento; arriesgó y triunfó. Además, el programa siempre cuenta con famosos de talla nacional o internacional lo que supone un gancho enorme para la audiencia.

Todo empezó con una llamada

El Hormiguero nos descubrió buscando por internet tornos de control numérico. Dieron con CMZ y la llamada nos sorprendió e ilusionó a partes iguales. Querían contar con una máquina como la nuestra en plató. No lo dudamos ni un segundo. Enseguida organizamos todo. Aún recordamos con nostalgia los días previos al que fue el acontecimiento del año. Corría el año 2015 y preparamos la visita con mucho entusiasmo.

La pieza de latón

El reto era sencillo. Tendríamos que mecanizar en cuestión de segundos una pieza de latón para convertirla en un bonito peón de ajedrez. Jose Antonio dejó el pabellón de la empresa bien alto y ofreció todo tipo de explicaciones sobre el funcionamiento de nuestras máquinas. Nosotros estamos muy familiarizados con la terminología, pero para el común de los mortales, estas máquinas son completas desconocidas. El programa presentó nuestros tornos como máquinas de más de 6 toneladas, con una aceleración superior a la de un Fórmula 1 y capaces de fabricar con precisión diversas piezas.

Gran sorpresa

Los invitados de honor fueron los cantantes Victor Manual y Ana Belén, mitos en el panorama musical nacional. No pudieron quedar más sorprendidos de la alta velocidad y precisión de nuestras máquinas. Les gustó tanto el resultado final que se llevaron como recuerdo el peón de ajedrez ya mecanizado.

Sin duda, fue una experiencia única y una manera diferente de acercar nuestros tornos de control numérico al público general.