Pentair Jung Pumpen

Las empresas que hoy en día mueven el mundo empezaron en un garaje, en el sótano de casa o…en Steinhagen, como es el caso de Pentair Jung Pumpen, marca líder en la fabricación de bombas de agua residuales. Stefan Sirges y Stefan Sellke, además del nombre, comparten la misma filosofía en el trabajo: la búsqueda insaciable por la excelencia y la calidad. Director General e Ingeniero de Procesos respectivamente, destripan las claves que fueron determinantes para comprar tornos CNC en el proceso de renovación de maquinaria para el procesamiento mecánico de acero y hierro fundido. La visión estratégica y la más técnica confluyen en esta entrevista y se materializan en la adquisición de 3 tornos CMZ en sólo 5 años.

FICHA DE CLIENTE

NOMBRE: PENTAIR | JUNG PUMPEN GMBH

UBICACIÓN: Steinhagen (Germany)

ACTIVIDAD: Marca premium en bombas de agua residuales. Jung Pumpen produce y distribuye productos para el tratamiento de aguas residuales.

MÁQUINAS: 3 tornos CMZ

  • TD-35-Y-1350
  • TC-30-Y-800
  • TC-30-Y-800-L-servo+GL20II

EL ORIGEN

La historia de lo que es hoy Pentair Jung Pumpen comienza en 1924 con el pequeño negocio que fundó el fontanero Heinrich Jung en Steinhagen, Westfalia (Alemania). Aquella humilde empresa de fontanería es hoy una marca premium en la fabricación de bombas de aguas residuales que da empleo a más de 350 personas, factura anualmente 78 millones de euros y pertenece desde 2007 a Pentair PLC, proveedor líder mundial en soluciones de tecnología del agua. Casi nada.

Stefan Sirges, Director Gerente, recuerda como en sus inicios la empresa se centraba en la fabricación de productos de agua potable. Sin embargo, la década de los años 80 supuso un punto de inflexión clave en la compañía que vio una clara oportunidad de negocio en los productos de aguas residuales. A día de hoy, son líderes indiscutibles del sector a nivel mundial. Un reto conseguido gracias a las decisiones empresariales que se han ido tomando a lo largo de estos casi 100 años de historia.

CALIDAD Y ESPECIALIZACIÓN

La estrategia comercial de Jung Pumpen se basa en la estrecha colaboración con sus distribuidores. Esto favorece la existencia de un proceso de venta muy cualificado para un producto de alta calidad. Con intermediarios tan especializados en la materia el cliente final tiene la garantía de un asesoramiento muy competente y un servicio óptimo en todas las fases del proceso.

La calidad no es únicamente un pilar base de la estrategia, está escrita en el ADN de la compañía y es su lema principal. Cuando llegó el momento de abordar la renovación de la maquinaria existente para el procesamiento mecánico de hierro y acero fundido, la calidad era condición sine qua non para elegir al partner adecuado.

Sirges confiesa que cuando dieron con CMZ y conocieron a fondo el cuidado proceso de fabricación de los tornos, lo vieron claro. En CMZ fabricamos casi la totalidad de componentes de las máquinas en plantas de nuestra propiedad. Esto nos hace cuidar y controlar cada etapa de la fabricación de manera muy exhaustiva. Este aspecto, en clientes como Jung Pumpen para los cuales la calidad en todas las fases del proceso es fundamental, es un punto decisivo.

PRODUCTO Y POSTVENTA, TODO UNO

Stefan Sellke, Ingeniero de Procesos de la compañía, comparte con Sirges la pasión por su trabajo y por la búsqueda de la excelencia en la calidad. Al recibirnos en sus instalaciones de Steinhagen, recordaba el momento en el que CMZ y Jung Pumpen se encontraron. Fue en una feria, ellos acudían ávidos de maquinaria estable con un alto grado de automatización. En cuanto vieron nuestros tornos in situ, rememora, lo tuvieron claro y enseguida formalizaron la compra de su primer torno cnc.

Sellke destaca, además la calidad del servicio y la cercanía del mismo, tanto geográfica como humana, en la atención postventa de una máquina que apenas requiere mantenimiento dada "la estabilidad y alta calidad de la misma".

En 1924 en Steinhagen nació lo que es hoy en día Pentair Jung Pumpen. En 2014 compraron su primer CMZ y ahí se fraguó el inicio del comienzo. Gracias por confiar en nosotros, por abrirnos la puerta de vuestra casa y por creer que la calidad siempre puede encontrarse en los detalles más sencillos.